Carava Soy Migrante (26 de mayo)

ImagenEn nuestro camino a Ixtepec, Oaxaca lamentablemente nos tocó la carretera bloqueada, sin embargo eso no nos desalentó por el contrario nos sirvió para recargar pilas y empezar con todo. Llegamos al albergue “Hermanos en el Camino” de Ixtepec, Oaxaca en la madrugada, nos recibieron con una hermosa cena a pesar de la hora y después nos fuimos a dormir.

Al día siguiente el trabajo se dividió en varias partes. Unos tomando las fotos para el trabajo de descripción y detección, otros partieron a comprar una parte de la despensa que hacia falta. Unos terceros empezaron  a hacer unos muñecos que éste albergue pone en la parte de afuera pegada a las vías, la particularidad de éstos muñecos es que son formados por ropa que puede ser tomada por los migrantes que van de paso, pero también sirve como señal a los migrantes de que aquí es un albergue y los motiva a sentirse bienvenidos y pasar.

     El cuarto equipo en el que nos dividimos fue a buscar migrantes que estuvieran en las vías para invitarlos a que visitaran el albergue donde les ofrecían comida y baño sin cobrarles. Yo me encontraba dentro de ese grupo, la primera dificultad fue que en teoría el tren tendría que haber llegado en la madrugada (aproximadamente a la misma hora que nosotros) pero llegaron noticias de poblados atrás que una vez más el tren se había descarrilado. Aun así empezamos a caminar esperando encontrar a gente que había llegado desde el día anterior o a migrantes que siguieron caminando después de que el tren se descarrillara. La verdad fue más impactante, Ixtepec, Oaxaca es un poblado en donde la pobreza parece haber permeado profundamente en su sociedad sólo basta con ver a su alrededor y quedar devastado.  Después de un rato caminando encontramos lo que es, en teoría, la estación del tren en donde evidentemente se ha instaurado un mercado del migrante se ven hombres tirados con sueño, muchos borrachos pero sobre todo y eso sólo el ojo entrendo de nuestro guía pudo explicarnos muchos polleros. Alrededor de la estación encontramos una gran cantidad de puestos, tiendas y todo para abastecer al migrante al que evidentemente cobran altas tarifas si lo comparamos con la cantidad de dinero que traen consigo.

   Lo increíble es éste saqueo constante a la población migrante en ésta parte del país, nos cuenta nuestra guía la historia de un migrante que acaba de saludar a quien asaltaron dos veces en el camino la misma noche. La primera fueron la policía quien montó un retén para “su seguridad” y los segundos fueron gente dedicada al crimen.  Después de un tiempo y demostrando su violación de derechos logró obtener la nacionalidad mexicana y actualmente reside en nuestro país.

   Después de esta caminata era momento de estar de vuelta en el camión. Subimos todos y nos dirigimos a Veracruz a ver a nuestras adoradas Patronas.  Cuando llegamos era como estar en casa fue un gusto ver a Doña Leo, Norma , Julia y Fabi. Empezamos a empacar comida entre risas y muy buen humor. Terminando esto tuvimos el placer de ver un documental de las patronas que acaba de estrenarse y del cual subiremos más información próximamente. 

   Por la noche y terminando el documental empezamos a escucharla, ya la reconocíamos de tiempos pasados. Esa maldita que no obedece ni a dios ni al diablo, La Bestia se acercaba a toda velocidad. Corriendo todos, unos con botellas de agua, otros con comida, ¡Córrele Gaby que se te olvidó el pan!  Cada uno se divide en grupos de tres a distancia razonable para que podamos repartir de forma más equitativa a los migrantes arriba del tren y que nadie se quede con hambre. Entonces la vemos dar la vuelta a lo lejos y en pocos segundos tenemos a La Bestia encima de nosotros, el sonido es abrumador y la velocidad impone en un principio pero después lo logramos agarramos el ritmo y logramos que toda la comida que había en nuestras canastas ahora vaya arriba de ese tren.  Siempre hay que bendecirlos por lo que se hace la señal de la cruz en el aire y de verdad que Dios los ampare.

    Después de cenar nos despedimos oficialmente porque mañana será momento de regresar al Distrito Federal muy temprano. Gracias a todos los que han seguido nuestro viaje, pero sobre todo gracias a todas las personas maravillosas que conocimos por enseñarnos tanto y darnos más de lo que alguien podría imaginarse. Esperamos pronto realizar otra caravana y esperamos también que si eres de esos que siente que estas injusticias no pueden seguir pasando que si eres, como nosotros, migrante te unas a nuestra labor. Hay muchas maneras de participar.

 

Gabriela Brizio 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s